Formacion

En la sociedad del conocimiento, las empresas deben competir por la inteligencia

En la sociedad del conocimiento, las empresas deben competir por la inteligencia

Tammy Erickson, una de los 50 pensadores de gestión más influyentes del mundo, nos da las claves del éxito para retener y atraer al mejor talento.

¿Cómo podemos retener y atraer al mejor talento y que éste elija proactivamente dar lo mejor de sí? 

Tammy Erickson, autora ganadora del premio McKinsey y experta mundialmente respetada en nuevas formas de liderazgo, colaboración e innovación, talento y productividad, y en la naturaleza del trabajo en la economía inteligente, participó en nuestro think tank Future Trends Forum “Modelando el futuro del trabajo”, donde nos aportó algunas respuestas.  

Tammy, que ha sido nombrada en cinco ocasiones como una de los 50 pensadores de gestión más influyentes del mundo, nos habla de nuevas culturas empresariales y nuevas formas de gestionar el talento.  

Partiendo de la célebre frase de Peter Druker -“debemos aceptar que la mejor forma de gestión de personas es tratar a todo el mundo como si fuese voluntario”-, Tammy recalca que si una empresa quiere triunfar, tiene que olvidarse de los modelos basados en conseguir eficacia y escala, aún imperantes, y volcarse en el conocimiento y en la inteligencia. 

Conferencia de Tammy Erickson en la reunión del Future Trends Forum sobre «El futuro del trabajo». 

Para Tammy, el trabajo importante es sólo el que se hace para cuidar (de la empresa, de las personas, de la sociedad, del medioambiente) y para pensar (en cómo mejorar y cómo aprovechar nuevas oportunidades). Es lo que ella denomina care and think

En ese contexto, donde lo importante es tener a bordo a personas con esa mentalidad care&think, es necesario olvidar las organizaciones jerárquicas y burocráticas y dar paso a una nueva cultura que vea las aportaciones de las personas como discrecionales: si consigues tener a personas alineadas con tu cultura y valores, aportarán voluntariamente lo mejor de sí mismas, y crearás inteligencia colectiva. 

Es una cultura que persigue, explica Tammy, movilizar la inteligencia

¿En qué consiste la cultura de movilización de la inteligencia

Consiste en poner en marcha siete acciones interconectadas: 

  • Innovar: combinar diferentes tipos de conocimiento y experiencias para llegar a algo mejor. 
  • Percibir: detectar y anticipar el mercado y los cambios sociales y económicos. 
  • Organizar: recolectar y aprovechar pequeñas unidades de conocimiento. 
  • Personalizar: crear relaciones profundas con clientes, proveedores y otros stakeholders
  • Colaborar: estructurar procesos para crear fuerza a través de las aportaciones de diferentes grupos de profesionales. 
  • Adaptar: estructurar activos para crear opciones; responder de forma flexible y rápida. 
  • Aprender: experimentar con nuevos enfoques; seleccionar e integrar lo mejor en actividades que estén ya en marcha. 

No se trata, como se trataba hasta ahora, de hacer mucho y barato (sea un producto o un servicio). Se trata de abrir nuevos mercados, de hacer mejor las cosas, de llegar a maneras de satisfacer mejor a nuestros stakeholders, todo ello orientando la cultura empresarial para promover e interconectar las siete acciones anteriores. 

Para movilizar la inteligencia, los incentivos monetarios no funcionan bien. Es necesario crear un entorno en el que la gente quiera estar; un entorno donde las personas elijan querer hacer grandes cosas en él. 

Tammy establece tres principios para crear este entorno: Crear opciones, Permitir elegir , Crear confianza.

¿En qué consisten estos principios? Veamos en más detalle los principios propuestos por Tammy: 

1.- Crear opciones: 

Este principio consiste en: 

  • Organizar la compañía por proyectos multifuncionales, en lugar de por función o por geografía. 
  • Tener tantos acuerdos con profesionales como haga falta para contar con el mejor talento: en cuanto a formas de remunerar, formas de trabajar, formas de colaborar. 
  • Cuando organizamos la compañía por proyectos, podemos crear los equipos más adecuados para abordarlos con éxito, pudiendo ser una combinación de profesionales en plantilla, freelancers, consultores externos, etc. 
  • Remunerar por la tarea realizada no por el tiempo empleado. Por supuesto, juzgando la calidad -que incluye la puntualidad en la entrega-, pero sin contar el tiempo empleado. 
  • Ofrecer movilidad funcional dentro de la compañía para que los profesionales puedan desempeñar diferentes roles. Muchas veces, un profesional no quiere un ascenso, sino que le puede motiva más un cambio de rol. 

2.- Permitir elegir: 

Queremos que los mejores profesionales trabajen en nuestra empresa. Para ello, es necesario, según Tammy: 

  • Dar a los profesionales una razón para que elijan tu empresa: el sentido, el significado, el propósito es la nueva moneda
  • Comprender por qué las personas eligen unirse a tu empresa. 
  • Asegurarse de que la experiencia cumpla con sus expectativas. 
  • Diseñar rituales que sean específicos de tu organización que ilustren tus valores. 
  • Asegurarse de que la gente opta conscientemente por tu empresa, contándoles lo que puede ser negativo o aquellas cosas que podrían no encajarles. 
  • Crear un sistema para participar en proyectos basado en prioridades y preferencias personales de los profesionales. 
  • Olvidar la noción de «administrar» la conciliación entre la vida personal y la vida profesional. Sólo ofrece opciones y permite a los profesionales tomar las decisiones por ellos mismos. 

3.- Crear confianza: 

Según un estudio que referenciamos en nuestro think tank Confianza en la era digital, los empleados de empresas con altos índices de confianza son un 50% más productivos y están más comprometidos que los de empresas de bajo índice de confianza. 

¿Cómo se crea confianza? Lo primero es adoptar un enfoque práctico para empoderar y delegar. Esto es, enseñar a los demás unas reglas simples para la toma de decisiones, respondiendo a preguntas del tipo: 

  • ¿Qué orientación necesitaría tu equipo para tomar decisiones acertadas? 
  • ¿Qué tipo de decisiones tomas personalmente? 
  • ¿Qué pautas ayudarían al equipo a tomar decisiones de acuerdo con tus prioridades? 

Lo segundo, es ser capaces de asegurar que, trabajando contigo, los profesionales van a aprender y a capacitarse en aspectos que enriquecerán su currículo: se trata de cambiar el discurso desde “cuánto te voy a pagar en el futuro” hacia “cuán valioso te vas a convertir si trabajas con nosotros”. 

Se requiere, por tanto, promover el aprendizaje como un elemento clave de la propuesta de valor de los empleados y ser reconocido como la mejor fuente de talento en disciplinas o habilidades específicas. 

Lo tercero y último, que recomienda Tammy es desterrar los términos que recuerdan a organizaciones muy jerarquías, como “evaluación”, “retroalimentación 360º” o “feedback” y sustituirlas por palabras más empáticas, como “aprendizaje”, “enseñanza”, “coaching”.  

Tammy lo resume muy bien, sentenciando: 

“Enseñe, no juzgue” 

Te puede interesar

Metaverso, la cultura de la cancelación y la COVID-19: lo que cuentan los expertos en educación

Metaverso, la cultura de la cancelación y la COVID-19: lo que cuentan los experto[...]

Repasamos las últimas declaraciones en redes sociales de Jason Wingard, Jeff Selingo, Ángel Cabrera y Santiago Íñigu[…]

Leer más
Upskilling y Reskilling: Aprender nuevas habilidades formará parte de nuestra rutina diaria

Upskilling y Reskilling: Aprender nuevas habilidades formará parte de nuestra rut[...]

El aprendizaje continuo o lifelong learning, se incorporará a nuestra forma de vida: habrá un cambio de mentalidad don[…]

Leer más
Preparando a las nuevas generaciones para su futuro laboral

Preparando a las nuevas generaciones para su futuro laboral

Recogemos algunas de las innovaciones más punteras en el mundo educativo que preparan a las próximas generaciones para[…]

Leer más

Últimas noticias

Token y blockchain: así funcionan los dos conceptos imprescindibles en nuestra vida digital

Token y blockchain: así funcionan los dos conceptos imprescindibles en nuestra vi[...]

Entender qué significan y qué conlleva cada uno de ellos será esencial para movernos en el entorno digital de los pr[…]

Leer más
De usuarios digitales a ciudadanos responsables y concienciados

De usuarios digitales a ciudadanos responsables y concienciados

En su libro ERROR 404, la periodista Esther Paniagua apuesta por incorporar ética y valores sociales a la tecnologí[…]

Leer más
Metaverso, la cultura de la cancelación y la COVID-19: lo que cuentan los expertos en educación

Metaverso, la cultura de la cancelación y la COVID-19: lo que cuentan los experto[...]

Repasamos las últimas declaraciones en redes sociales de Jason Wingard, Jeff Selingo, Ángel Cabrera y Santiago Íñigu[…]

Leer más