Farma

Farmacia, robótica, biomedicina.. estas son las mejores spinoffs tecnológicas españolas

Farmacia, robótica, biomedicina.. estas son las mejores spinoffs tecnológicas españolas

A veces las universidades dan lugar a las mejores y más interesantes empresas. Estas son algunas de ellas

Siempre se ha dicho que las universidades están algo desligadas del mundo laboral: que si no forman en habilidades tecnológicas, que si enseñan trabajos y profesiones que van a desaparecer, que si los alumnos aprenden tareas que van a ser muy distintas de las que luego se encuentren en el mundo laboral… Al final se ha establecido una especie de separación entre universidades y empresas.

Sin embargo, la cosa está cambiando. Por dos motivos: en primer lugar, porque cada vez más universidades lanzan sus propios programas de startups y animan a sus alumnos a emprender; y en segundo lugar, porque las universidades siempre han contado con grandes equipos de investigación, y es ahora cuando, además, están intentando que esos grupos busquen su propia salida como empresa, denominando las llamadas spinoffs.

Si te interesa este tema, descubre aquí algunas de las spinoffs tecnológicas y científicas más interesantes de las universidades españolas:

1. Vytrus Biotech

Vytrus Biotech surge en el núcleo de la Facultad de Farmacia de la Universitat de Barcelona. Fue en 2009 cuando se  lanzaron al ruedo empresarial con varios objetivos: desarrollar, producir y comercializar ingredientes activos de alto valor a partir de la tecnología de células madre vegetales.

Desde entonces, la startup catalana ha alcanzado acuerdos de distribución en 50 países y uno de sus productos cosméticos ha sido premiado por la Cosmetics Design Magazine, como el mejor producto del mundo para el cuidado del cabello. Su última ronda de financiación, de 500.000 euros, da cuenta del creciente interés de los fondos de inversión por esta compañía.

2. AwSensors

Desde la Universidad Politécnica de Valencia llega AwSensors, una propuesta empresarial promovida, sobre todo, por el catedrático Antonio Arnau y la ingeniera Yolanda Jiménez. Entre los dos, junto a su equipo, se pusieron a desarrollar un modelo de negocio basado en diseñar, fabricar y comercializar instrumental científico para la detección y caracterización molecular en tiempo real con alta resolución y sensibilidad.

Por el momento, la startup valenciana ha recaudado un millón de euros en su única ronda de financiación, llevada a cabo en el verano de 2017, y luchan por hacerse un sitio destacado en el sector de la biomedicina.

3. TasteLab

La Universidad de Santiago de Compostela fue la semilla de la que empezó a germinar TasteLab, una startup de tecnología de análisis sensorial orientada al estudio de los consumidores y de los productos aplicando el análisis sensorial para la industria del consumo.

TasteLab aún está avanzando, pero ha recibido financiación de Unirisco, el fondo de capital riesgo destinado a startups de su misma universidad.

4. Nanogap

Nanogap también nació en la Universidad de Santiago de Compostela y lo hizo de la mano de Tatiana López del Río, una química apasionada de los materiales que decidió emplearlos para desarrollar clústeres cuánticos atómicos.

Por extraño que parezca el modelo de la compañía, Nanogap está teniendo un éxito más que razonable. A día de hoy tiene clientes en Estados Unidos y Japón, entre otros lugares, e incluso ha abierto una delegación en el mismísimo Silicon Valley. Además, ha conseguido 2,3 millones de financiación con la entrada en su accionariado de inversores tan potentes como Repsol, Uninvest o Unirisco.

5. Carbures

Probablemente la conozcas, pero lo que quizá no sabías es que se trata de una spinoff. Carbures nació como un proyecto empresarial dentro de la Universidad de Cádiz, en la que cuatro alumnos decidieron que era una buena idea desarrollar, fabricar y vender piezas de fibra de carbono para el sector aeroespacial.

A Carbures le costó consolidarse, pero se repuso rápidamente. A día de hoy la compañía tiene más de 1.000 empleados en todo el mundo y factura más de 80 millones de euros anuales.

Te puede interesar

La Inteligencia Artificial acelera la búsqueda de fármacos para luchar contra el COVID-19

La Inteligencia Artificial acelera la búsqueda de fármacos para luchar contra el[...]

La rápida propagación de COVID-19 hace que los desarrolladores de fármacos tengan un tiempo limitado para identificar[…]

Leer más
¿Cuáles son los aspectos más importantes en el proceso de descubrimiento de nuevos fármacos?

¿Cuáles son los aspectos más importantes en el proceso de descubrimiento de nue[...]

El neurocientífico Juan Carlos López, actualmente especialista en publicación científica, nos cuenta su visión sobr[…]

Leer más
Biobots, entre seres vivos y robots

Biobots, entre seres vivos y robots

Los biobots son organismos vivos programables, es decir, seres vivos que obedecen las directrices de sus creadores.

Leer más

Más sobre este experto

Criptomonedas ¿Serán la base de la economía digital del futuro?

Criptomonedas ¿Serán la base de la economía digital del futuro?

La evolución de las criptomonedas ha sido desigual, pero las nuevas tecnologías y las tendencias económicas auguran q[…]

Leer más
¿Cuáles serán las habilidades más demandadas en la Economía Digital?

¿Cuáles serán las habilidades más demandadas en la Economía Digital?

El futuro del trabajo pasa por nuevas habilidades y capacidades profesionales. Jeff Selingo nos presenta las más demand[…]

Leer más
Trabajo híbrido: conciliación e igualdad

Trabajo híbrido: conciliación e igualdad

Trabajar unos días desde casa y otros desde la oficina puede ser muy bueno para la conciliación de la vida familiar y […]

Leer más